El amaestramiento de cilindros consiste en diseñar un sistema que nos permita acceder a una serie de estancias (sean del tipo que sean, el único requisito es que tengan una cerradura) mediante una sola llave (llave maestra) y a su vez cada una de ellas tenga su propia llave, que no abra más que esa cerradura. O bien que con nuestra llave abramos nuestro piso, el portal y el garaje, y así cada vecino del edificio.

Un ejemplo muy típico sería el de un hotel, dónde cada huesped tiene la llave de su habitación, con la cual no puede abrir nada más, y el personal de limpieza que las abre todas con una sola (la llave maestra). Esto, claro, hablando de antes de la introducción de las tarjetas magnéticas y otros sistemas más modernos... wink. Aún así no penseis que es una tecnología antigua. Vamos a ver con detalle los distintos tipos de amaestramientos que existen y sus ventajas:

  • Amaestramiento Sencillo
  • Amaestramiento Tipo Portal Sencillo
  • Amaestramiento Tipo Portal con Comunes
  • Amaestramiento Tipo Portal con Maestra
  • Amaestramiento en Grupos
  • Amaestramiento Cruzado

 

Amaestramiento Sencillo

Como su nombre indica se trata del amaestramiento más simple, en el que se diseña una llave maestra para abrir tantos cilindros (o cerraduras) cómo se deseen, y se puede escojer entre amaestrar un lado del cilindro (solo permite entrar o salir de la estancia) o ambos (entrar y salir). Podríamos poner como ejemplo unas oficinas, dónde la dirección dispone de una sola llave para abrir todos los despachos pero cada trabajador solo abre el suyo.

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información